La noción de perderte

La idea de perderte.
La sola idea de perderte me hace sentirme huérfano, no porque te considere como a una sustituta de mi madre, sino por todo lo ya compartido y disfrutado.

Me hace caer en la angustia del desconsuelo por perder a quien amo.

Me hace sentirme extraviado y no poder encontrar el camino.

Me desorienta, porque los afanes que requiero, sin ti desaparecen. No hay Oriente que amanezca y a dónde ir; Norte que sea mi eje; Mediodía a dónde emigrar, ni Poniente a donde ir a fallecer en paz.

La sola idea de perderte trastoca toda mi existencia, elimina cualquier posibilidad de un tal vez o de un quizás; no hay anhelos, aspiraciones ni esperanzas. Solo queda la existencia magra, la desgracia de la ausencia, el vacío de la nada, la oscuridad aún en la luz.

A mi edad, el presente es más asiduo y contundente; es el aquí y el ahora dónde te necesito. Mi piel te reclama, mi espíritu tu llama, mi ser te vive toda a ti, sin querer nada que no sea en ti, contigo.

Sin ti, no hay nada que en verdad valga.

Sin ti, no tengo más que vacío que no deja espacio para más nada.

No te ausentes, no te vayas.

Si lo haces, te llevarás contigo mi alma y mi cuerpo yermo se desintegrará sin tu presencia que es la flama que le da razón al sentimiento que te clama.

Por favor, no te vayas.

2 comentarios en “La noción de perderte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s