Desesperado clamor y anhelo

Mientras turgente te anhelo, desesperado,

en la quietud de la oscura noche

y en ocasiones en arrebatos durante el día,

mato mis pasiones,

a la espera de ti,

aquietando mis urgencias

que por querer sentirte,

con vanos tocamientos

me dejan vacío,

en tu entero pensamiento.

Para no explotar,

te invoco;

febriles pensamientos se desatan los sentimientos afloran…

pero no me es suficiente,

requiero tu presencia para llenarme de tu esencia,

de tu ser,

y así,

colmar las ansias que me queman

y que,

solo en ti mi amor,

se sacian para llenarme de ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s