Evanescente 

En ocasiones me siento perdido.
Hay momentos en que pareciera estar desfasado y no ser yo, sino un tercero ajeno a mí.

A veces se me aparece ese pequeño que nada sabe, inocente, que quiere jugar y su mundo inicia y concluye en sus padres presentes cuidando de él, y travieso al fin, se me escapa y se me va de entre las manos por más que trato de guardarlo.

No sé en verdad quién soy y que hago; dónde estoy y para qué.

Hay veces en que estoy ido del lugar donde me encuentro y me traslado lejos, muy lejos hasta desaparecer en mis pensamientos.

Ese soy yo: un ser sin existencia.

En fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s