Noche calma e insomne 

La tranquilidad que vierte la noche, 

silente aquieta, de a pocos, el diurno ajetreo, 

y en la profundidad que amorata la ojera del desvelo, 

despliega los anhelos; 

esos, 

que no se forman como sueños, 

sino que se presentan, 

de continuo, 

en insomne pensamiento,

provocador de ideas,

que superan disparatadas ensoñaciones.

No duermo por falta de sueño, 

sino por exceso de pasión,

en la sinápsis del neuronal bullicio,

que efervescente,

mantiene en vela,

sin distinción, 

imaginación y deseo.

No es maldición; 

es un disparatado don,

que inoportuno,

 va y viene lúdico, 

e inicia,

sin permiso de por medio, 

el juego en el que ahora me encuentro.

En fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s