Conjunción 

Que increíble cómo se nos desbordan los sentimientos.

De la nada, de pronto, se da un instante que hace que todo se transforme, y fluya lo que traemos dentro. 

Eso que no sabemos cómo expresarlo y sin más, sale torrente, catarata que emana sin detenerse, catarsis que ahoga para luego liberar y hacernos recomenzar; que podamos levantarnos para continuar.

Las cosas y circunstancias no cambian; nuestra forma de verlas se hace diferente.

Bien se dice, en verdad, que cuando vemos ya sea un paisaje, un acontecimiento o la vida misma lo que hacemos es mirar lo que somos, no lo que hay, e interpretamos lo que sentimos. Pues bien, es hermoso mirar a través del ser amado y mirarse en el mismo, porque se sabe que igual, ella vive y siente lo mismo.

Poder sacar las emociones con esa a quien amas, convierte la comunión de individuos en integración de espíritu; y esa empatía que da la intimidad, transforma a los diferentes en un ser integral. 

Lo que antes eran dos personas distintas, se convierten en un solo ser.

Así es como se completa el Uno, a partir de ese acoplamiento de cuerpos y de almas.

En fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s