Seis años

Como se pasa la vida.

Llega la sorpresa y se establece en nuestro discurrir para posicionarse y estar gratamente presente. Esperanza que ilusiona, reabrir ánimos apagados, cuando las hijas se nos crecieron apartándose para seguir su propia vida.

Eres ese lograr mirar de nuevo lo básico y por ello tan encantador y maravilloso.

Eres presente que también es porvenir y me haces que regrese a recuerdos gratos de mi infancia, así como la de tu madre y tías, y acepte que aunque la existencia pasa rápido y me haga viejo, habrá quien continuará en esta vida reiniciando el ciclo para seguir adelante y renovar lo que es este mundo.

Soy un escalón como antes lo he sido de mis tres hijas y, dentro de poco, también abono, fertilizante como lo fueron mis antecesores para que la mies, ellas y tú, sigan creciendo esplendorosas, como ha sucedido primero con mis hijas y así también será contigo.

Cada quien labra su destino, pero es bueno apoyar en algo para que ese desarrollo sea adecuado al afrontar la aventura que es vivir y disfrutar ese viaje como yo lo he hecho en medio de todo lo que ha traído, siempre para bien.

Te deseo seas una persona de bien que te hagas como los vinos un buen fruto, que lo eres, para luego ser un buen vino al paso del tiempo.

Te quiero mi niño, permite esa expresión de cariño (aunque perfectamente sé que no me perteneces, como tampoco me pertenecieron mis hijas, ni yo pertenecí a mis padres), haciéndome la grata ilusión que hay un lazo que siempre estará intacto como fue con mi papá, pero en mi calidad de tu abuelo (en realidad nunca tuve, uno se murió y no lo conocí; del otro, estuve siempre distante, solo hubo mayor convivencia cuando estaba cerca de morir) para hacer que crezcas, e insisto seas hombre de bien lo cual de ti depende, con nuestro ejemplo.

Anhelo que tu vida sea buena, no fácil, haría mal en querer eso, pues no sabrías cómo afrontarla cabalmente. Que sepas salir avante de los retos con ánimo, entereza y grandeza de espíritu.

Dios te bendiga Raulito. 

Ya tienes tus primeras y más grandes bendiciones que son tu bendita madre, tus abuelas, tú papá , tus tías y tíos.

Yo te miro, te pienso, te llevo en mi corazón.

Un amoroso abrazo y un gran beso.

Que sigas adelante, crezcas en todos sentidos y se me permita celebrarte más cumpleaños.

Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s