Nocturno discurrir

Veo las pavesas bailando en la oscuridad cual luciérnagas buscando ayuntar.Ello provoca a mi mente, echándola también a volar.

Y se vienen a raudales las imágenes diversas de tanto y tanto sin parar, vertiginoso transcurrir de movimientos impávidos, que en mi letargo me hacen girar hasta marearme sin siquiera parpadear.

Estoy quieto, con el cuerpo estático, pero el pensamiento divagando en los confines de la mente, mezclando recuerdos, emociones, personas y circunstancias cavilando sin orden en un completo caos que como torbellino me transporta sin moverme de aquí para allá.

Los que ya no están, los que se fueron para siempre, los añoramos y echamos de menos.

Pero están los que nos acompañan y hacen especiales momentos como estos en que todo debiera ser armonía y paz.

A ellos, y por ellos debemos enfocar nuestro sentimiento celebrando que están con nosotros hoy y que estamos con ellos disfrutando esos momentos que luego serán recuerdo de lo ido.

Heme cerca del chacuaco con leña encendida en la víspera de Noche Buena, disfrutando el calor que emana de la hoguera, solo dejando transcurrir calmo el acontecer tal cual no hubiera devenir y el instante perdurase.

Todo quieto en derredor; solo se mueve la llama de la leña encendida mientras mis pensamientos vuelan en pos de los sentimientos que me claman y son mi vocación permanente de llenarme sin saciarme, para sentirme vivo.

Es que la búsqueda nunca acaba y el ser siempre clama por más, para externar que todavía existo y mientras ello suceda la necesidad de disfrutarlo a cabalidad.

Y es que cuando especuló en mis circunstancias idas me descubro pero también me escondo y a veces sucede que ni me reconozco. Me soy en ocasiones tan extraño y ajeno, que ni me ubico ni identifico si en verdad era, soy yo o un alter ego que en mis sueños me imagino creando al personaje que no me atrevo a ser en la realidad.

Pero ni me aflijo, ni aflijo a nadie más, lo que pasa es que en toda esta vorágine de mis ires y venires, ni siquiera a veces yo mismo me entiendo.

Y así me transcurre la vida, a golpe de sorpresas en mi sino que a veces decreto y se cumplen pero las más de las veces es la fortuna que trae a mí, lo que yo no dudo en tomar del edén en la realidad.

Que va…

Felicidad en esta Noche Buena, mezcla de mi suerte y voluntad, con algo de ayuda del más allá.

En fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s