Justedad

No es excusa ni disculpa. Créeme, no pensé en lastimarte.
Como tampoco era mi intención amarte, ni la tuya corresponderme.
Solo que la vida nos colocó en el mismo camino y las circunstancias, sin quererlo, se fueron dando.
Tú ni te fijabas en mi; de hecho, no había manera que yo te atrajera y en otra situación siquiera hubiera sido digno que me pusieras atención.
Solo que las cosas sucedieron y se dio lo que ambos no esperábamos, ni en forma remota contemplamos como expectativa.
Y así, surgió.
Ahora, lo queramos o no nos ha rebasado y está más allá de nuestra voluntad o a pesar de ella e irremediable es que nos une.
No es lastre, ni condena; es algo a lo que éramos ajenos y se convirtió en manto, protección y a la vez en un estar por encima de nosotros mismos.
Nos pertenecemos aunque no lo buscáramos ni lo quisiéramos y así está latente, vivo, jalando hacia el mismo momento una y otra vez, para amarnos y nunca saciarnos, pero tampoco hastiarnos.
Por eso, cuando nos encontramos, nunca hay un suficiente ni un ya no te aguanto, porque nos alejamos por espacios que -oh, paradoja- nos hacen regresar una y otra vez a donde somos el uno del otro…
Aunque lo evitemos o queramos terminarlo.
Solo hay un tú y yo, el uno en el otro conformando eternidades que duran lo que nos entregamos, para luego alimentarnos de ellas cuando ausentes andamos divagando la una sin el otro, el otro sin la una, incompletos hasta volvernos a juntar y de nuevo entregarnos sin más.

Por esta, entre otras razones de la sinrazón, es que no habrá algo que lamentar, aunque pienses en función de otras perspectivas que no existen ni se darán.

Insisto, no pensé en lastimarte, como tampoco era mi intención amarte ni la tuya estar en esta situación.

Tenemos libertad de elección y sin embargo, decidimos estar una vez más.

Regresamos a lo que es, y en lo que nos encontramos bien, aunque sea por momentos, pero la al fin y al cabo eso es la vida, únicamente momentos.
Así que a disfrutar lo que tenemos en lo que está.
No hay lugar a disculpas, extrañamientos, ni reclamos.
Así es, así será.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s