Felicidades a ti.

Cuando la persona amada está lejos, tanto que todo parece que se confabula en contra, solo intento cerrar los ojos para mirarla y hacerme a la idea de… da igual, de todos modos ella no está.

La felicito a lo lejos.

La situación y el tiempo nos separan, tanto que después de conocerla me siento desmembrado en su ausencia.

Y nada hay tan cerca que nos permita estar y que dialoguen nuestros cuerpos, se besen nuestras almas conjuntemos nuestras soledades y nos complementemos.

Pero aún lejos nos amamos; distancia de por medio hay algo que nos une y nos sigue integrando tanto que duele hasta desesperar en ese llanto seco que carcome las entrañas por no fluir.

Día especial, su día y cada uno por su lado.

Heme aquí deseándole lo mejor en su vida que seguro estoy, así será.

En fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s