La ausente…

Está mi cama vacía, mi almohada fría.
El cuarto, un gran congelador y la casa un desierto.
Mi vida sin rumbo, mi camino incierto.
La nada.
Me faltas tú.
Sin ti, vacío, frío, yermo, perdido, falto de anhelo.
No hay siquiera un quizás en el acaso, ni se mira en la oscuridad.
No hay forma de otear el horizonte, ni sopla el viento.
Respiro, pero no se percibe un aire bueno.
Es tu ausencia mujer.
Es mi ansia 
No hay anhelo.
No estás, sufro.
Te pierdes, me muero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s