Preocupaciones de la vida: breve diario para buscar algo de tranquilidad, quizás a manera de oración sui generis…(3)

Contra lo que pensaba, aún no dan de alta a mi hija, y por ende, no ha salido del hospital.

Ya es lunes.

Por otra parte, es mejor, si con ello sale ya bien de la fuerte infección de su riñón.

Pero en ocasiones las cosas se nos juntan; y no salgo de una, cuando a otra de mis hijas resulta la operan hoy mismo y bueno, pues que las preocupaciones ahora se me duplicaron.

A parte de dividirme, apoyarme en terceros para estar con una y con otra, espero que todo salga bien con ambas y bueno, a erogar todo el costo que representará la enfermedad de una y la operación de otra. Pero eso no es lo preocupante -per se, a pesar que no es algo en absoluto menor- sino que ambas estén bien y salgan adelante, como, espero en Dios, así sea.

No es un momento fácil, pero me doy ánimos a mí mismo, pensando una y otra vez que esto también pasará (como un mantra que siempre tengo presente, desde que recuerdo, en momentos complicados en mi vida), y me ocupo en dedicarme a resolver -en lo que me corresponde- lo que pueda y lo demás, sencillamente lo dejo en manos de Dios, lo cual me conforta para continuar en la brega.

Es quizás mi forma de darme una especie de palmada y autoapoyo para salir adelante en momentos aciagos.

¡Ah, cotidianidad! ¡Cuántas sorpresas deparas! 

Voy a seguir con mi sino.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s