Martes: y no pasa nada

Tú, tan pazguata; y yo, tan…perdiendo.

Tú, tan allá, a lo lejos; y yo aquí, sufriendo.

Tú, tan callada; y yo grito en el silencio.

Tú, tan sin saberlo; y yo, con todo conocimiento.

Tú quieta, impávida; y yo, en continuo frenesí de movimiento.

Tú, tan llena de vida; y yo muriendo. 

Tú, harto saciada; y yo, sediento.

Tú, inánime; y yo, con mis locos desvaríos y anhelos.

Tú, tan pazguata; y yo, tan pendejo.

No hay tú.

Yo, y el vacío en la soledad.

Un eco de mi propia voz: yo, yo, yo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s