Mi adyacencia con mi otredad…(18).

Siguiendo con mis anécdotas, en otra ocasión, en plena Suprema Corte de Justicia de la Nación, es decir, en sus pasillos -cuando todavía podía accederse a su recinto sin que tuviera que identificarse uno de por medio- me encontré con un muchachito que a simple vista se veía humilde, deambulando, que se me acercó y me dijo que había acudido ahí para “entregarse a las autoridades mexicanas” (venía de Guatemala, como indocumentado y tenía varios días sin comer).

Salí con él de ahí, lo llevé a la estación de autobuses la denominada TAPO (Terminal de Autobuses de Oriente), le compré un boleto para Ciudad Hidalgo (creo que se llama así) que era el último pueblo en Chiapas, en la frontera con Guatemala, para que se regresara a su tierra.

Además, le compré comida y le di algo de dinero; lo esperé a que se subiera al autobús y me regresé a la Suprema Corte a seguir a lo que iba originalmente.

También tuve mis experiencias de enfrentarme a la cerrazón y actitud déspota de las autoridades y salir victorioso, como cuando me enviaron a detener un embargo, y había que evitarlo a toda costa, porque por error del abogado, no se había solicitado, la suspensión del procedimiento.

Después de mandarme con cajas destempladas tanto los burócratas que atendían a la gente, como el propio jefe de la oficina exactora (quien por cierto, me dijo en forma airada que en esa oficina, mi “codiguito” y yo no ibamos a estar por encima de él, que era quien ordenaba ahí).

No me arredré; salí sin decir nada, y entonces me fui a la oficina del Administrador General de la Administración Norte en el D.F., a quejarme (no tenía opción, en el despacho me dieron la instrucción: ¡Házlo! y yo cumplía, sin preguntar, sin pedir instrucciones, sin decir ¿Cómo le voy hacer? o ¿dónde es?).

Mi queja dio resultado. No me recibió el Administrador, que por cierto, ni estaba, pero su asistente me pidió que fuera con la entonces directora (no recuerdo de qué), la Lic. Aura Torres quien me recibió, escuchó y tomó cartas en el asunto.

Hizo un par de llamadas y posteriormente me solicitó que fuera de nuevo a esa oficina exactora donde me recibirían sin dilación, mi petición por escrito que llevaba para que se suspendiera la acción de embargo.

Excuso decir que cuando ingresé a esa oficina, tanto el jefe de la misma como el par de burócratas que me habían rechazado y pretendido ningunear previamente, me miraban de tal forma, que prácticamente el aire se podía partir con la mano; como si nada, seguro de mí llegué hasta oficialía de partes entregué el documento el cual me sellaron casi golpeando el papel con el sello y salí airoso.

En fin, que se dio resultado requerido.

Había cumplido con mi cometido.

Regresé al despacho y de mi odisea, ni se celebró, ni las gracias me dieron; no me importó, lo había logrado.

Con el oficio entregado, por supuesto el embargo no se llevó a cabo.

No había sido mi responsabilidad el error del abogado, quién se apoyó en mi para que le resolviera su yerro y me enjaretó una responsabilidad que no me correspondía; sin embargo acaté y cumplí.

Semanas después que fui a tramitar otro asunto, aproveché para ir a la oficina de la Lic. Aura Torres, a efecto de agradecerle la atención a mi petición y queja. Me recibió sonriente y me indicó que afortunadamente había levantado la queja, porque anteriormente había escuchado de la actitud de esa persona, pero el común de la gente, por miedo, no se quejaba y ese señor hacía lo que quería, pero sin evidencia, no podía precisarse nota alguna en su expediente, pero que gracias a mí se había hecho un procedimiento administrativo interno para sancionarlo; de hecho me pidió firmara un documento para que quedara constancia por escrito, lo cual por supuesto hice.

En todas partes se encuentra uno con personas que hacen lo correcto.

Continuará…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s