Comentario, amanera de epílogo, del “Diario”, de un viaje que mi amada hizo…

Hay veces en que la odisea no está tanto en el viaje, ni en lo que le sucedió a la viajera, inmersa en el acontecer de lo que se deriva del mismo, sino en lo que pasa, mientras tanto, fuera de lo que en él transcurre a los demás, a los que se quedan esperando…

De ahí, que todos esos sentimientos agolpados, esperando el regreso, se desbordaron en ese diario que escribí, sentimiento puro a veces sin ilación.

Releerlo, para ahora publicarlo, me renovó.

No cabe duda, recordar es volver a vivir, pero hay que seguir viviendo para tener remembranzas que escribir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s